Ay Corazon, ay ay Corazón, no me digas que no, ay Corazón…
Celebrar el Amor siempre es bonito. Mi amigo Sergio sigue tan o más enamorado de su mujer como el primer día y para que ella lo tenga bien presente, ahí va éste Corazón Exquisito que él le regala.
Está relleno de trufa y cubierto con pasta de azúcar roja y adornada con Rosas blancas de pasta de azúcar hechas con mis manitas, tra lará larita.
¡¡Que viva el AMOR!!
Anuncios